8 días y una vuelta de 1,350 km alrededor de Islandia

Islandia siempre fue mi destino soñado, mi bucketlist #1, ese lugar que había visto tantas veces en fotos y del que había leído tanto que casi lo conocía de memoria sin haberlo visitado en persona.

Si tú también has escuchado sobre Islandia o estás considerándolo como destino, a continuación te compartiré el itinerario que realizamos con Alex, mi esposo y compañero de aventuras, con la esperanza que puedas encontrar aquí, algo que te resulte útil para armar tu viaje. Si por el contrario conoces poco sobre La Tierra de Fuego y Hielo, te mostraré fotos y contaré historias para animarte a considerarlo como destino. Desde ya pudo decirte que Islandia no te va a decepcionar, hay cascadas, geysers, glaciares, volcanes y en general una topografía que parece sacada de una película de ciencia ficción (de hecho Star Wars y Game of Thrones fueron grabadas aquí).

Antes de empezar hay algunas cosas que debes saber

  1. Islandia esta ubicada sobre el Océano Atlántico en el Noreste de Europa. El idioma oficial es el Islandés, pero no tendrás problemas para comunicarte en inglés. La capital es Reikiavik y la moneda es la corona islandesa ISK (1 USD = 136 ISK) .
  2. El bajo índice poblacional es una de las características más curiosas de Islandia, hay tan solo 364,134 habitante en toda la isla, dando un promedio de 3 personas por Km2. Así que si estabas buscando un lugar para alejarte del mundo, aquí puedes encontrarlo.
  3. Islandia tiene un clima extremo y cambiante, nada que yo te diga o que leas en internet puede garantizarte en un 100% cuál será el clima que encuentres, pero puedes hacerte una idea general dependiendo de la estación que elijas para viajar.
  4. Islandia es un destino caro. Aunque no puedo decir que sea el destino más caro que he visitado creo que armar un buen presupuesto y contemplar imprevistos es crucial al momento planificar tu itinerario.

*CONSEJO: si quieres reducir costos lleva algunos enlatados, cereal y barritas en la maleta. No minimices lo impredecible que es el clima y acepta mi consejo de ir preparado para todo.

Las tres grandes preguntas que debes hacerte y que pueden cambiar por completo la experiencia de tu viaje.

La primera gran pregunta que necesitas hacerte es ¿cuándo viajar?

No sólo me refiero a cuáles son las fechas que tienes disponibles, sino a qué motivos son los que te llevan a Islandia. Si vas a ver auroras boreales y a explorar cuevas de hielo, definitivamente querrás ir en invierno. Pero si quieres disfrutar más a gusto de los paisajes, ver puffins y adentrarte a las inexploradas profundidades de la isla, querrás hacer tu viaje en verano. La experiencia será completamente diferente dependiendo en qué mes viajes.

Los meses de invierno son de diciembre a febrero y el verano va de junio a agosto.

Toma en cuenta que la mayoría de actividades de hielo solo están disponibles en invierno, pero solo en verano se puede ingresar al corazón de la isla, la pregunta es ¿qué estás buscando tú? A nosotros el clima de Islandia nos intimidaba y nunca habíamos manejado en nieve, sin embargo, queríamos mantener una pequeña probabilidad de ver auroras boreales y por eso decidimos realizar nuestro viaje en abril durante primavera.

*CONSEJO: Lee más sobre las diferencias que existen entre el verano y el invierno en Islandia para decidir cuál es el momento perfecto para tu viaje. Sin importar tu elección, Islandia no te va a decepcionar.

Después de haber elegido las fechas estarás preguntándote ¿qué empacar?

Si vas a viajar a Islandia la ropa que lleves será crucial. Independientemente vayas en invierno o en verano tus prendas esenciales serán: un abrigo térmico a prueba de agua y viento, unas botas a prueba de agua para caminar en la nieve y ¡ropa térmica! capas, capas y más capas de ropa térmica. Además de eso necesitarás un gorro, guantes (yo lleve dos pares y todo el tiempo use ambos), bufanda y traje de baño. De hecho el traje de baño es imprescindible para poder disfrutar de las aguas termales.

Finalmente ¿ qué tipo de vehículo rentar?

Si bien es cierto, existen tours para que explores toda la isla en grupo y con guía, yo te recomiendo que te animes a vivir la inolvidable aventura de recorrer Islandia por cuenta propia. Nosotros armamos todo nuestro itinerario sin problema y únicamente compramos 1 tour para caminar sobre el glaciar.

Saber qué vehículo te conviene rentar dependerá de dos cosas: en que época realizarás tu viaje y qué lugares quieres conocer.

La carretera que bordea toda la Isla se llama “The Ring Road”, recorre 1,350 Km y fue la que nosotros usamos a lo largo de nuestro viaje. Si tu plan es hacer esta ruta, siéntete en la libertad de rentar cualquier camioneta o RV. Ahora bien, si tu plan es viajar en verano descubrirás que las “carreteras F” están habilitadas. Éstas son calles más pequeñas que se adentran al interior de la Isla, muchas están en malas condiciones, atraviesan ríos, montañas, etc. y para poder manejar en ellas es obligatorio contar con un vehículo 4×4.

Nosotros rentamos una Nissan Qashqai en el aeropuerto que nos costo $1,100 por 8 días (precio incluye seguro e internet inalámbrico).

Los seguros en Islandia no cubren daños ocasionados en la parte inferior del auto o daños por cruce de ríos.

En cuanto te entregan tu vehículo te indican cuál es el teléfono de emergencias que puedes utilizar ante cualquier imprevisto que ocurra mientras manejas. Todo el tiempo hay carros que vuelcan por las fuertes corrientes de viento (así es Islandia amigos).

*CONSEJO: renta tu vehículo con internet incluido, así fue como nosotros pudimos tener internet 24/7 a lo largo de todo el viaje. Nos entregaron un pequeño router inalámbrico que pudimos usar incluso cuando no estábamos dentro en el auto.

Ahora sí, empecemos el viaje

Contrario a lo que siempre me imagine, viajar a Islandia terminó siendo más rápido y sencillo que viajar a Europa. Nuestro primer vuelo fue con Copa Airlines de Panamá a Chicago (5 horas); hicimos una escala de 2-3 horas y luego tomamos un vuelo directo con Icelandair hasta Reikiavik (otras 5 horas) . No mencionaré precios en los boletos áreos porque van a variar dependiendo cuál sea tu país de origen y la temporada del año.

Como siempre lo hago, recomiendo utilizar www.kayak.com o www.expedia.com para revisar tarifas y promociones.

Me tomaré un momento para hablar de Icelandair porque fue una experiencia fenomenal, y creo que si tienen la posibilidad de hacer al menos una de sus conexiones con ellos ¡háganlo! En cuanto entramos al avión nos recibieron con una botella de agua de glaciar, el techo del avión simulaba una aurora boreal y cada asiento tenía bordada una palabra en islandés junto con su traducción al inglés. Fue una experiencia de vuelo hermosa que nos llenó de emoción sobre lo que nos esperaría al llegar.

Día 1 – Llegué al lugar que más quería conocer en el mundo ¡Hola Reikiavik!

Llegamos al aeropuerto de Reikiavik a las 06:00 a.m. y si cierro los ojos puedo volver a sentir la fuerza del viento sobre mi cara. Salimos del aeropuerto, recogimos nuestro auto y manejamos hacia nuestro hermoso Airbnb.

Islandia es un país de paisajes despampanantes que constantemente te tientan a orillar tu carro para admirar o tomar fotos, el gobierno islandés lo sabe, y por eso encontrarás una infinidad de pequeños parqueos a orilla de la calle, para que puedas hacerte a un lado sin interferir con el carril principal. Estas son algunas fotos que tomamos al salir del aeropuerto mientras manejábamos a nuestro airbnb:

Llegamos al airbnb de nuestra primera noche, era un apartamento entero que nos costo $160. Una vez instalados salimos a conocer Reikiavik.

Esta resultó ser una pequeñísima ciudad con pintorescas casas de colores que dan paso a la icónica Iglesia de Hallgrímur. Caminamos en calles llenas de gift shops, detalles celtas y vikingos, pequeños museos y supermercados adonde pudimos abastecernos con comida para los próximos días.

*CONSEJO: si estas buscando formas de ahorrar, comprar comida en el supermercado es la regla de oro. La comida en Islandia es carísima, un tiempo de comida en un restaurante ronda los $30-$40 USD por persona mientras que si compras algo en el supermercado te la puedes arreglar con $15 por tiempo de comida. Las cadenas de supermercado más económicas son Bonus y Kronan, ambas son muy buenas, surtidas y accesibles.Toma en cuenta que Islandia es famosa por su producción de sal y en el supermercado podrás encontrar sales de diferentes sabores. No te quedes sin probar al menos una de ellas, incluso puedes comprar algunas para regalar. Recomiendo muchísimo que pruebes la sal con regaliz (Licorice) ¡Alex y yo la amamos! y hasta la fecha seguimos pidiendo en Amazon al menos una vez al año.

Dedícale 1 o 2 días a conocer Reikiavik, prueba la comida local, explora las tiendas de regalos, librerías y pequeños museos.

Día 2 – El Círculo Dorado

El círculo Dorado es el conjunto de 3 lugares: El Parque Nacional Thingvellir, El parque Geysir y la cascada Gulfoss. Todos estos destinos se encuentran a menos de 3 horas de Reikiavik y son un must para cualquier persona que visite Islandia. Si rentaste un auto puedes explorarlos por tu cuenta, o sino, puedes comprar un tour de día completo desde Reikiavik.

www.getyourguide.com tiene tours de día completo que oscilan los $60 USD por persona.

Nuestra primera parada fue Thingvellir National Park. Este hermoso parque nacional es un viaje a los orígenes de la civilización Islandesa y permite visitar las placas tectónicas entre a America y Euroasia. Quienes lo desean pueden además comprar un tour de snorkel o buceo para nadar entre las placas tectónicas. Nosotros no realizamos esa actividad pero escuchamos excelentes comentarios.

La entrada al parque cuesta alrededor de $2 USD pero para realizar actividades como buceo o snorkel se debe comprar un tour aparte. Estos tours tienen un valor aproximado de $150 USD por persona.

Pasamos medio día en el parque y luego volvimos a la carretera. Nuestra siguiente parada fue el área de Geysir adonde vimos por primera vez este fenómeno geotérmico. De hecho, el Geysir de Islandia fue el primero en ser descubierto y su nombre en inglés y en español deriva de una palabra en islandés.

Terminamos el día en Gullfoss, la cascada dorada. Esta es la cascada más visitada por turistas a lo largo del año y busca rendir un pequeño homenaje al respeto que Islandia ha tenido siempre por la naturaleza. Cuenta la historia que el gobierno de Reykjavík considero venderla  a empresas extranjeras para explotar su fuerza hidroeléctrica, pero hubo protestas que impidieron que esto sucediera. Desde la cima de la cascada se puede observar una pequeña estatua que conmemora a la joven que protagonizó dicha protesta, y a la cual se le debe que hoy en día Gullfoss se conserve intacta.

Terminamos el Golden Circle y tuvimos tiempo de realizar una parada mas, pero ésta se las voy a contar con una pequeña historia:

Un beso en Seljallandfoss

Seljallandfoss no es la cascada más importante de Islandia, pero muchos la consideran la más bella. Para mi fue la más especial.

La peculiaridad de este sitio es que puedes tomar un pequeño camino que te lleva a una cueva atrás de la cascada para poder admirarla desde todos sus ángulos. Ingenuos con Alex, pensando que no nos mojaríamos demasiado decidimos explorarlo.

Hacía tanto frío, ¡tanto viento! (de hecho olvidé contarles que en Gullfoss vi a una señora caerse al piso porque el viento la botó), y el sonido del agua cayendo era tan fuerte que teníamos que gritar para escucharnos.

Cuando llegamos al final del camino, nos detuvimos agarrados de la mano y sentimos como todo ese caudal de agua caía a un par de metros de nuestras caras. Ese fue el segundo en que realmente entendimos que estábamos en Islandia. Fue uno de esos momentos en los que simplemente te llenás de gratitud hacia la vida, te reís, ves a tu persona favorita y la besas. Empapados y sordos por el agua, el beso atrás de Seljallandfoss siempre será un recuerdo especial.

Después de nuestro pequeño momento atrás de la cascada, seguimos en la carretera hacia Hvolsvöllur, el pueblo donde pasaríamos nuestra segunda noche. . Aquí rentamos un aribnb estilo cuarto privado por $100.

Día 3 – Más cascadas y un avión en ruinas

Empezamos nuestro día visitando Skogafoss una de las cascadas más lindas que pudimos ver en todo el viaje.

Después de nuestra visita a Skogafoss manejamos hacia Sólheimajökull, un glaciar relativamente pequeño ubicado en el sur de la isla.

Durante la tarde hicimos una parada que nos tenía muy emocionados a ambos: las ruinas del DC3 en medio de una planicie de arena negra. Hay demasiados detalles que podría contarles sobre este lugar, así que los invito a leer este link si es un tema que les interesa DC3 airplane wreckage.

Si les resumo mi experiencia puedo decirles que JAMÁS había estado en un lugar que me hiciera sentir como en Marte. Si bien es cierto el único atractivo del lugar son las ruinas del avión, toda la mística que se siente es inigualable. No todos los días uno está en un desierto de arena negra visitando los restos de un avión de la segunda guerra mundial que tuvo que aterrizar de emergencia.

Si te interesa conocer este sitio, toma en cuenta que hay que caminar aproximadamente 2 millas para llegar al avión. Hay un parqueo sobre la carretera principal y desde ese punto se puede llegar al avión: caminando, en shuttle o con un tour.

Finalmente nuestro día termino en Vik, uno de los pueblos mas importantes de Islandia. Aquí nos hospedamos en un airbnb estilo cuarto privado que costo $110.

created by dji camera

Al día siguiente, antes de irnos, nuestros hosts nos despidieron con un delicioso desayuno islandés, en el cual pudimos compartir un momento todos juntos y aceptar recomendaciones para los días de viaje que estaban por venir.

Si nunca has alquilado un cuarto en la casa de alguien te puedo decir, que a mí en lo personal, me resulta una experiencia genial. Primero porque te da la posibilidad de hacer amigos y segundo porque tienes a tu alcance los consejos y recomendaciones de un local.

Durante nuestro viaje a Islandia tuvimos la oportunidad de hospedarnos en dos Airbnb genuinamente memorables y éste fue uno de ellos.

La casa se encontraba en medio de una planicie y nuestros hosts, Martina y Jón, eran señores que rondaban los 60 años, increíblemente atentos y hospitalarios.

Día 4 – El Glaciar mas grande de Europa

Este día realizamos tres actividades: caminamos sobre el glaciar Vatnajökull, visitamos la laguna Jökulsárlón y conocimos la Diamond Beach.

Inicialmente habíamos comprado un tour para visitar las cuevas de hielo que se encuentran bajo el glaciar, pero cuando llegamos nos dijeron que por ser finales de invierno había mucho hielo derretido y no era seguro ingresar a las cuevas. En compensación, la empresa nos ofreció cambiar nuestro tour por una caminata de 3 horas sobre el glaciar.

Fue una experiencia espectacular y sin pensarlo lo recomendaría para cualquier persona. Aunque ver tanto hielo puede intimidar al inicio, realizar la caminata es sencillo, incluso familias con niños pequeños la hicieron con nosotros. La empresa se encargó de proveer todo el equipo necesario, tuvimos un guía de lujo y al regreso nos recibieron con chocolate caliente.

De verdad es una experiencia única que merece estar en la lista de cosas que hay que vivir al menos una vez en la vida.

Pueden explorar diferentes tours en www.getyourguide.com

El hielo derretido del glaciar dio pie a que se formara una laguna, está es Jökulsárlón, y es un lugar hermoso para realizar kayak en verano o simplemente tomar fotografías. Lamentablemente cuando nosotros llegamos estaba lloviendo y eso nos impidió poder disfrutarla en todo su esplendor.

Terminamos el día muriéndonos del frío en la Diamond Beach. Esta playa tan particular recibe su nombre por los trozos de hielo que se desprenden del glaciar, que llegan al mar y que luego las olas empujan hasta la costa. Cuando uno ve la arena de color negro repleta de trozos de hielo da la sensación que fueran diamantes.

Seguimos en la carretera hasta llegar a Höfn. Aquí nos hospedamos en un guesthouse ESPECTACULAR que nos costo $130 la noche. Para los que no están familiarizados con esta modalidad de hospedaje, las casas de huéspedes son pequeños hoteles que casi siempre tienen baño y cocina compartida. Reservamos nuestra habitación desde Airbnb y pueden chequearla en éste enlace.

Ántes de dormir salimos a cenar. Decidimos hacer caso a las recomendaciones que Martina y Jón (nuestros host estrella) nos dieron y nos animamos a probar los mariscos de Höfn, una zona costera famosa en Islandia por sus mariscos.

Esta fue nuestra primera comida en restaurante. Elegimos una pizzeria a orillas del puerto para probar una pizza de langostinos, que hasta la fecha, seguimos recordando con Alex como uno de los mejores platillos que hemos probado al viajar. La cena nos costó al rededor de $60 entre los dos pero creanme que valió la pena. De hecho debo mencionar que aunque la comida en Islandia es cara, también es muy deliciosa.

Día 5 – Durmiendo en una granja

Este día lo pasamos principalmente en carretera, haciendo varias paradas pequeñas mientras manejábamos hacia nuestro próximo hospedaje en Egilsstaðir, un lugar que sin saberlo, nos recibiría con una hermosa sorpresa.

El segundo Airbnb memorable de nuestro viaje fue éste, la pequeña cabaña privada que rentamos dentro de una granja, sí, una granja.

Nuestra host Elsa, nos recibió en la entrada junto a su Golden Retriever que no dejaba de correr por todas partes, nos acompañó a instalarnos, nos dio un recorrido por el terreno, nos explico que a diario preparaba pan y mermelada para que pudiéramos probar un poco y en medio de toda esa platica Alex le preguntó si de casualidad tenían caballos. Para suerte nuestra, en un terreno aledaño tenían alrededor de 10 caballos Islandeses que por supuesto fuimos a conocer. Todo terminó en una experiencia bellísima, los caballos eran amigables, juguetones y perseguían a Alex sin parar.

Nuestra noche en la granja de Elsa costo $83 USD

Pasamos la tarde explorando los alrededores y manejando sin rumbo específico. Encontramos una cascada hermosa y libre de turistas en la que pudimos sentarnos a disfrutar la vista.

Día 6 – El norte de Islandia

Con un poco de tristeza le dijimos adiós a la granja de Elsa y empezamos nuestro camino hacia Akureyri, la capital del norte.

Nuestra primera parada fue en el bellísimo pueblo de Seyðisfjörður.

Ésta fue de hecho una parada que no habíamos planeado, pero un seguidor de instagram me envió fotos del lugar y me enamoró la idea de poder visitarlo.

Al final lamentamos no poder pasar más tiempo aquí porque el pueblo era realmente hermoso. Además de estar oculto entre montañas, Seyðisfjörður tiene casitas de colores y una llamativa calle de arcoíris que dirige hacia la iglesia del pueblo.

Siempre recordaré este lugar con cariño porque aquí pude ver y tocar nieve por primera vez en mi vida.

Nuestra segunda parada del día fueron los campos de lava de Krafla adonde pudimos ver el cráter congelado de un volcán. No lo había mencionado antes pero la actividad volcánica de Islandia es impresionante, por eso hay geysers, aguas termales y tantísimos cráteres y volcanes que visitar. Para nosotros no fue de tanto atractivo realizar actividades o excursiones que tuvieran que ver con volcanes (temas de tiempo y preferencia personal), pero no podíamos darle la vuelta a la isla sin haber visitado al menos uno.

Si ustedes están interesados en realizar mas tours de este tipo pueden buscar diferentes opciones en internet.

www.getyourguide.com tiene algunos que vale la pena revisar.

La tercera parada del día fue Goðafoss, “La Cascada de los Dioses”.

Finalmente llegamos a nuestro hotel en Akureyri. Aquí nos hospedamos en un hotel llamado Lava Apartments & Rooms que nos desilusionó bastante. Nuestra habitación costo alrededor de $72 y tenía desayuno incluido.

Aprovechamos esta noche para intentar ver auroras boreales pero el intento fracasó. Aunque las posibilidades de precenciar este fenómeno son completamente aleatorias, es más sencillo verlo en invierno y en un lugar libre de polución de luz.

*CONSEJO: Descarga aplicaciones como Aurora Forecast para medir la visibilidad que el espectro de la aurora boreal tendrá en días y en horarios específicos, de esta forma podrás incrementar tus posibilidades de verlo. También considera que hay tours para ver auroras boreales, pero que aún si tomas uno, nada te garantiza que las condiciones se den. Finalmente, si vas a viajar para ver auroras hazlo en invierno, porque en verano es prácticamente imposible presenciar el fenómeno.

Día 7 – Kirkjufell

Dedicamos el séptimo día de nuestro viaje a explorar un poco de la Snæfellsnes Península y su puntiaguda montaña Kirkjufell. Esta fue una de mis paradas favoritas y recomiendo que incluso si no vas a darle vuelta a toda la isla, dediques un día para visitar esta región en la que Julio Verne se imagino que se encontraba oculta la entrada al centro de la tierra, incluso puedes buscar tours de día completo saliendo desde Reikiavik.

Terminamos nuestro día de regreso en Reikiavik. Nuestra noche en el Hotel Laxnes costo $73.

Día 8 – La Blue Lagoon y un spa de $350 ¿vale la pena?

Islandia cuenta con varios sitios para disfrutar de aguas termales, pero el más popular de todos es la Blue Lagoon. Esta laguna es considerada por muchos como una de las más bellas del mundo, y para mi, poder visitarla significaba hacer un sueño realidad y tener la posibilidad de cerrar nuestro viaje con broche de oro. Cuando empecé a investigar sobre cómo quería vivir mi experiencia en la Blue Lagoon me di cuenta que habían muchas cosas que no conocía. Para empezar el complejo de la Blue Lagoon además de contar con la laguna de aguas termales, tiene hotel, spa, restaurante y tiendas. Por otro lado, cuentan con una amplia variedad de paquetes que empiezan desde los $45 y pueden llegar a valer mas de $3,000 si lo que quieres es hospedarte en su hotel.

Puedes revisar todos sus paquetes en el sitio web de la Blue Lagoon.

Usualmente cuando viajamos con Alex intentamos ahorrar lo más que podemos en comida, tours y hospedaje, pero también dejamos presupuesto para darnos un buen gusto. En este viaje, nos regalamos una mañana en el Retreat Spa de la Blue Lagoon, el cual costo $350 por persona y del cual les contaré todo a continuación.

El Retreat Spa es un spa de lujo que incluye: mascarillas ilimitadas de cuerpo completo, acceso ilimitado a todos los productos de cuidado facial y corporal de la Blue Lagoon, acceso a un Sauna geotérmico, área privada en la laguna, una copa de champán, habitación privada con canasta de amenidades y acceso a todas las instalaciones del Spa durante 4 horas. ¿Valió la pena? Creo que si eres una persona que realmente disfruta y valora este tipo de actividades, y que además quiere llevar su experiencia en la Blue Lagoon a un nivel mas alto, de verdad les digo, el Spa lo vale.

Todo, absolutamente todo fue perfecto, desde los vasos de té helado con sabor a regaliz, hasta la copa de champán, las toallas y los productos que nos dieron. Todo fue en mi opinión la forma perfecta de culminar un viaje que llevaba tantos años imaginando. Reconozco que no les una experiencia indispensable y que puedes pasártela muy bien y disfrutar de la laguna comprando el paquete más económico. Sea cual sea el paquete que elijas, el simple hecho de poder ver la Blue Lagoon debería estar en tu lista de experiencias por vivir.

Después de 4 horas en el Spa almorzamos en el restaurante Lava, siempre dentro del complejo de la Blue Lagoon. Para sorpresa de ambos resulto tener precios bastante similares a los que habíamos estado viendo en otros lugares, pero esta vez con vista hacia la laguna y un servicio espectacular. Si aceptan mi recomendación visiten este restaurante, vale muchísimo la pena y la comida estuvo deliciosa. Nuestro almuerzo costo al rededor de $75.

Después de almorzar, con un cuerpo relajado, un estómago contento y un corazón lleno de felicidad, tomamos nuestras maletas y nos fuimos al aeropuerto. Para el regreso a casa repetimos la misma ruta y volamos de Reikiavik hacia Chicago con Icelandair y luego de Chicago hacia Panamá con Copa Airlines.

Si hacemos un recuento general, el presupuesto del viaje fue el siguiente:

$1,100 USDAlquiler de Carro con seguro e internet
$880 USDHospedaje
$200 USDGasolina
$260 USDTour (caminata en glaciar para dos personas)
$20 USDParqueos y entradas
$450 USDComida
(El 75% de lo que comimos fueron enlatados y sopas instantáneas)
$700 USDRetreat Spa en la Blue Lagoon

Creo que no hay viajero al que no le recomiende poner en su lista de destinos Islandia, hasta la fecha sigo pensando que tiene que ser el lugar más lindo del planeta. Éste fue un viaje que nos dejó tanto a ambos que ahora no dejamos de soñar con volver.

Palabras finales

Después de nuestra aventura de 8 días puedo decirte que dediques al menos 12 días para darle la vuelta a la isla. Hubo tantos lugares que quisimos ver y no pudimos, hubo otros en los que hubiéramos querido pasar más tiempo y nos toco correr. Dale a este maravilloso lugar el tiempo que merece, yo te prometo que va a valer la pena.

La cantidad de actividades que puedes realizar en Islandia es abrumadora, investiga bien y evalúa todas tus opciones. Toma en cuenta que el clima es cambiante y que a veces las actividades se cancelan de un día para otro, si puedes dejar algunos días de margen esto te permitirá ser flexible con las actividades que quieres realizar en función de las condiciones climáticas.

Algo genial de Islandia es que no pagarás ticket de entrada para disfrutar de las cascadas, parques o demás maravillas naturales. Eventualmente podrás encontrar un parqueo en el que deberás pagar $5- $7 y quizás algún lugar que te cobre $2 para entrar, pero en términos generales, todo es gratis y tus gastos del día a día terminan siendo tu comida y la gasolina del carro.

Si el tiempo te lo permite visita los Fiordos al Noroeste de la isla. Nosotros nos hemos prometido ir cuando volvamos.

No te quedes sin probar algunos de los sabores típicos de la isla: dulces de regaliz, yoghurt islandés, chocolate artesanal y mariscos.

Si te gusta volar drones te vas a sentir en el paraíso. Aquí podrás volar tu drone en casi todos los lugares y obtener tomas despampanantes de la isla.

No subestimes la seguridad, en un pequeño comedor nosotros vimos como alguien intentó abrir el carro de unos turistas. Mantente precavido y deja todo bien guardado y con llave.

La cultura islandesa está llena de cuentos y leyendas. Si puedes dedica tiempo a leer algunos y verás como el viaje se vuelve mas divertido.

Finalmente, nunca dejes de soñar porque todas las cosas a las que le ponemos nuestra mente, nuestro esfuerzo y nuestro corazón, llegarán eventualmente a nuestra vida.

Si llegaste hasta acá te dejo un millón de gracias por leerme y por compartir conmigo una de las experiencias más lindas que he podido vivir.

Andre 🙂

Don't forget to leave a comment...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s